924 43 65 10 - 633 73 14 27

alzza@alzza.es

PROTOCOLO COVID 19

Evaluación de conformidad de las medidas preventivas y buenas prácticas frente a COVID-19

En Alzza Consulting estamos preparados para revisar las actuaciones y procedimientos adoptados por las organizaciones para hacer frente al COVID-19.

Tomando de referencia guías, procedimientos y legislación establecida por el Ministerio de Sanidad y el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, así
como guías sectoriales, el proceso de evaluación consiste en la revisión de la implantación de las sistemáticas establecidas en las empresas.

En líneas generales, las medidas preventivas abarcan aspectos de higiene y limpieza, RRHH, gestión de incidencias, control de los procesos, tanto de las compras y proveedores, como en la prestación de servicio. Esta visión nos muestra que las medidas son perfectamente integrables con los sistemas de gestión implantados, si los hubiera, según normas como ISO 9001, ISO 14001 o ISO 45001.

Contar con la evaluación de conformidad de estos protocolos proporciona varios beneficios a las compañías:

  • Demuestra que se han implantado las medidas de control establecidas por guías oficiales del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, guías ministeriales, así como procedimientos elaborados por organizaciones, profesionales y asociaciones.
  • Establece de forma clara el procedimiento a seguir por los empleados en medida preventiva frente a COVID-19.
  • Se integra a los sistemas de gestión ya obtenidos, como ISO 9001, ISO 45001, o ISO 14001.
  • Marca las pautas de actuación en cuanto a higiene personal y material, organización de turnos y espacios, protección de los trabajadores, detección de casos de contagio, etc
  • Supone una garantía de seguridad y confianza, tanto para empleados, como para clientes y proveedores

PREGUNTAS BÁSICAS QUE DEBEMOS HACERNOS

A veces las decisiones más complejas, se simplifican cuando nos hacemos preguntas básicas. 3 preguntas que pueden ayudarnos en la toma de decisiones:

¿Estoy haciendo lo correcto?

La situación que vivimos es el mejor curso acelerado de ética aplicada que pueda imaginar.Las decisiones no son fáciles, y se tienen que tomar deprisa. No tenemos toda la información, no tenemos tiempo para analizar posibles consecuencias... pero o decidimos, o la situación decide por nosotros. No hay blancos ni negros, pero sí líneas rojas. Una manera fácil de limitar esa línea roja es imaginar nuestra decisión en los titulares de las noticias de mañana. Si se nos pone la piel de gallina, claramente, la decisión no es la correcta, aunque financieramente sea la más adecuada...

¿Estoy siendo transparente?

Preguntarnos si estamos ofreciendo la suficiente información a las personas que pueden afectadas por nuestras decisiones.Aunque pueda parecer que mantener en secreto nos da tiempo para actuar, no decir la verdad, o sólo parte de ella, puede afectar de manera catastrófica a nuestra futura reputación. Mostrar la situación de vulnerabilidad en la que nos hallamos, puede resultar en recibir ayuda de manera que no hayamos imaginado.

¿Estoy tomando decisiones de manera conjunta?

Ante esta situación que nos afecta a todos, tomar las decisiones sin tener en cuenta a las personas afectadas, es el peor de los errores. Implicar a todos para llegar a soluciones consensuadas y creativas que de verdad satisfagan las necesidades de todos.


PLAN DE ACCIÓN RESPONSABLE COVID-19

Basado en estos tres valores de Ética, transparencia y Participación, debemos elaborar un Plan de Acción. Un simple documento por escrito, no hace falta pasarnos días. Un par de horas es suficiente para plasmarlo todo. Establecer indicadores de seguimiento, dónde se determinen los siguientes aspectos:

Actuar hoy y dar ejemplo. Sólo las decisiones que se toman en el momento oportuno son las necesarias. Haz lo que yo haga

  • Crear un equipo de crisis con los principales responsables de las áreas operacionales y representantes de la plantilla. Esto es importante también para empresas pequeñas y microempresas.
  • Elaborar un protocolo escrito en el que nos comprometemos a cómo actuar en esta crisis.
  • Comunicar el protocolo a todos nuestros grupos de interés, para estar todos alineados y poder actuar al unísono. Planificar qué acciones vamos a llevar Salud y Seguridad de la plantilla y de los clientes, en los distintos escenarios. Cuanto más detallado consigamos hacerlo, más fácil será su cumplimiento. Conocimiento de la situación de nuestra cadena de suministro, en especial de los proveedores 1st-tier.
  • Colaborar en la medida de lo posible para mitigar su riesgo, asegurar la eficiencia en la logística y analizar su capacidad de suministro a dos o tres meses vista.
  • Implicación de los clientes. Establecer línea de comunicación lo más amplia posible, para mantener informados a los clientes en todo momento. Qué estamos haciendo, cómo lo estamos haciendo y cuáles son los datos cuantitativos de la situación.
  • Analizar los distintos escenarios financieros, para poder responder a la situación. Obtener datos fiables, para disponer de la máximainformación para la toma de decisiones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.