Las empresas que prestan sus servicios profesionales de limpieza han cubierto la demanda generada por la externalización de estos servicios en industrias, oficinas y entidades públicas.

Concurren dos circunstancias fundamentales para concluir que la gestión de la calidad es el factor clave de la sostenibilidad y del éxito empresarial en este sector. La primera es la necesidad de diferenciarse en un sector altamente competitivo en el que las barreras de entrada para nuevas empresas son casi inexistentes. La segunda es el incremento de las exigencias y requisitos por parte de los clientes, en el caso de concursos públicos disponer de certificados de calidad ISO 9001:2015 puede ser el 10 o el 20% de la valoración final.

¿Qué aspectos de la calidad deben ser tenidos en cuenta? ¿De qué depende la satisfacción de los clientes?


1. Excelencia en la limpieza

La razón de ser del negocio es el proceso de limpieza en sí y debe ser realizado cumpliendo estrictamente lo pactado con el cliente. Las frecuencias de limpieza de las distintas áreas y de los trabajos extras, como limpieza de cristales o moquetas, deben ser cumplidas, este cumplimiento debe ser inspeccionado periódicamente.

Pero la empresa de calidad debe ir más allá del cumplimiento de lo pactado, debe intentar definir unas metodologías de limpieza que mejoren continuamente los resultados. Es interesante que estas mejoras sean comunicadas y consensuadas con el cliente.

El sistema de calidad debería contemplar los siguientes aspectos:

  • Planificación detallada de todas las tareas de limpieza
  • Seguimiento diario de todos los trabajos
  • Inspecciones y evaluaciones periódicas
  • Desarrollo recurrente de nuevos métodos de limpieza

2. Excelencia del personal

La percepción que el cliente tenga de nuestros trabajos depende en gran medida de la competencia, profesionalidad y compromiso de todos los empleados de la empresa.

Es necesario disponer de programas de formación y de sensibilización a todos los empleados. El liderazgo se convierte en un factor determinante, los responsables de cada centro o de cada una de las áreas deben dar ejemplo en el compromiso con la excelencia de la organización y la satisfacción del cliente.

El sistema de calidad debería contemplar los siguientes aspectos:

  • Establecer programas de formación y sensibilización a todos los empleados
  • Elección de responsables de equipos con capacidad de liderazgo
  • Visitas e inspecciones planificadas frecuentes a los centros
  • Disponer del equipamiento adecuado para cada empleado: uniformes, guantes, etc


3. Productos de limpieza empleados

Las organizaciones deben disponer de proveedores que aporten productos de calidad, innovadores y ajustados a las necesidades de los clientes y que entreguen dicho productos en los plazos fijados.

El sistema de calidad debería contemplar los siguientes aspectos:

  • Determinar criterios de selección de proveedores y productos
  • Evaluar periódicamente el comportamiento de los proveedores
  • Atender a las expectativas del cliente respecto de los productos
  • Distribuir y mantener al día las fichas de seguridad de los productos
  • Búsqueda de productos con mejor comportamiento ambiental

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.